REPTILES

Serpientes

El mantenimiento y cria de serpientes en cautividad se ha vuelto bastante popular desde los años 80. Esto sucede porque las serpientes son buenas mascotas; tienen colorido, son interesantes y fáciles de tener en una casa, y si eliges la especie adecuada que no tenga necesidad de alimentos altamente especializados, también son fáciles de mantener.

 

  Las serpiente son reptiles sin extremidades y la mayoría tiene cuerpos casi cilíndricos largos y delgados. No tienen parpados, pero si una capa córnea transparente que proteje al ojo y tampoco tienen conducto auditivo externo, solo interno. La "oreja" es puramente interna, y consiste en un solo hueso del oído que está conectado a un hueso de la mandíbula, en lugar de un tímpano. Las serpientes pueden oír sonidos de baja frecuencia bien y reaccionan a las vibraciones del suelo con presteza. Tienen una lengua bífida retráctil y su superficie dorsal y los laterales están cubiertas por muchas filas de escamas superpuestas. y la zona ventral o vientre está cubierta por una hilera de escamas grandes llamadas placas ventrales.

Poco es conocido sobre el origen de las serpientes. Los fósiles mas antiguos datan del cretácico inferior, de hace unos 125 millones de años.

  Como todos los reptiles, las serpientes son criaturas de sangre fría. Esto significa que la sangre de la serpiente está normalmente a una temperatura parecida al aire que la rodea. Esto explica porqué ellas son generalmente mas activas en los días cálidos y soleados e inactivas durante el clima frío. Las serpientes que viven en las regiones del norte tienen que esconderse debajo de la tierra e hibernar durante los meses de invierno. Cuando una serpiente hiberna y la temperatura corporal se reduce, todos los procesos corporales se ralentizan, como los latidos del corazón. La hibernación es una especie de animación suspendida.

A primera vista, es probable que pensemos que las serpientes se encuentran en desventaja por no tener patas en la eterna lucha por la supervivencia. En realidad, sin embargo, la falta de patas lo compensa con una estructura muy compleja que la hace ser el mas exitoso de todos los reptiles.

  Las serpientes se han adaptado a una variedad de condiciones. Algunas especies pueden trepar a los árboles y son capaces de moverse a gran velocidad por las ramas entrelazadas. Otras viven en el mar, aguas salobres o rios y pueden bucear y nadar con destreza, de manera que pueden atrapar un pez nadando. Algunas serpientes son capaces de excavar en la tierra madrigueras  y llevar una existencia más o menos subterránea, al igual que las lombrices. Las serpientes de mar han ido tan lejos como para desarrollar colas aplanadas, que les sirven de timón para nadar. Algunas especies pasan toda su vida en el mar, mientras que otros llegan a la costa sólo con el propósito de poner sus huevos. La gran mayoría de las serpientes, sin embargo, viven en el suelo, pero todas ellas son capaces de nadar, muchos pueden trepar, y algunas pueden excavar en alguna medida.

  Hay más de 2000 especies diferentes de serpientes en la actualidad. Ellas están bien distribuidas en todo el mundo y el rango vertical desde por debajo del nivel del mar, hasta por lo menos a 4300 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, algunas islas carecen de serpientes nativas, entre ellas la Azores, Irlanda, Nueva Zelanda y las islas Hawai. Su área de distribución en América del Norte se extiende hacia el norte hasta el paralelo 60.

  Las serpientes varían en tamaño y aspecto general, tanto como cualquier otro grupo de animales. La anaconda (Eunectes murina), gigante semiacuática de América del Sur, puede alcanzar tanto como un metro de circunferencia y se conoce como la serpiente más grande del Nuevo Mundo. La pitón reticulada (Python reticulatus) de Asia se ha registrado hasta 9,8 metros de longitud y es probablemente la serpiente más larga del mundo. La diminuta serpiente gusano es la serpiente mas pequeña que se encuentran en el este de América del Norte. Las medidas de las especies orientales son de 19 a 28 cm. Esta serpiente pequeña se describe a menudo como una imitación serpentina de la lombriz de tierra común.

  Incluso más pequeña es la serpiente gusano ciega de Texas (Leptotyphlops dulcis), que alcanza un máximo de 27 cm,  menos de 11 pulgadas. Algunas de las serpientes arborícolas y de la vid son tremendamente alargadas, delgadas, casi como una cuerda. Muchas de las víboras venenosas son cortas y robustas.

Algunas serpientes comunes muestran brillantes bandas de color escarlata y amarillo. Muchas especies tropicales presentan hermosos diseños de colores vivos, mientras que otros son ligeramente de color en grises sombríos y negros.

  Aunque las serpientes pueden ser caracterizados como animales con una cabeza y largo cuerpo, en realidad hay cuatro partes de su estructura completa: una cabeza, cuello, tronco y cola. En la mayoría de las formas la parte inferior es plana, pero en algunas, especialmente las serpientes de madriguera, el cuerpo es bastante cilíndrico.

  Como se mencionó anteriormente, la piel de una serpiente está cubierta de escamas y placas. Las escamas pueden ser lisas o con quilla, es decir, siempre con una cresta en el medio. Las serpientes de agua y serpientes de cascabel son ejemplos típicos de las serpientes con escamas de quilla. Las serpientes reales y las corredoras son buenos ejemplos de especies de escamas lisas. Las escamas  no son ni húmedas ni viscosas.

  Todas las serpientes se desprenden de su capa externa de la piel en los meses cálidos (durante todo el año en las zonas tropicales), y esta fina piel, llamada camisa, se encuentran a menudo entre los montones de rocas y monte bajo. Durante unos días antes de este suceso la serpiente se encuentra apática, su color general se debilita, y una película blanco azulada aparece en los ojos. La serpiente comienza el proceso de desprendimiento por el roce de su barbilla contra una roca rugosa o una rama áspera hasta que la piel externa o epidermis se divide y se suelta en la cabeza, después el reptil se arrastra, literalmente, para desprenderse de la piel, de dentro hacia afuera, es decir, la parte de la piel que queda al exterior es la que estaba en contacto con el cuerpo de la serpiente. La piel mudada es una réplica perfecta de la serpiente, el más mínimo detalle de todas las escamas se conserva con precisión. La nueva piel que se forma bajo la vieja es rica en color. Incluso los ojos desprendieron su cubierta exterior y aparecen claros y brillantes.

  Cuando observamos una serpiente arrastrándose por el suelo nos encontramos con que lo hace con suma facilidad y elegancia. Las serpientes tienen varios métodos de locomoción. Las escamas ventrales, placas o escudos de una serpiente se superponen unos a otros, con los bordes libres dirigidos hacia la cola. Dado que cada uno se superpone el uno en frente del otro, todos ellos se deslizan fácilmente sobre las irregularidades del terreno. Muchas de las serpientes de cuerpo grueso, como los pitones y víboras, se arrastran en una línea perfectamente recta presionando los escudos en ciertas partes de su cuerpo contra el suelo y moviendo el cuerpo hacia delante por la acción muscular. Esta forma de locomoción se denomina movimiento rectilíneo. Serpientes delgadas, como las serpientes ratoneras y las corredoras, no son capaces de realizar el movimiento rectilíneo. Estas serpientes progresan por un movimiento sinuoso, donde cada curva de su cuerpo se presiona contra las irregularidades de la superficie. Esta forma de locomoción se denomina movimiento serpentino. Serpientes de cuerpo grueso cuando están en un apuro son capaces de moverse de forma serpentina. Para la mayoría de las serpientes es casi imposible desplazarse cuando se colocan sobre una superficie lisa como el cristal que no les ofrece ninguna ancla para sus escamas. Sin embargo, algunas serpientes del desierto son capaces de un movimiento lateral que les permite deslizarse sobre la superficie lisa del vidrio, así como la arena suelta.

  A pesar de que las serpientes no tienen tímpanos ni cavidades del oído externo,  compensan esta deficiencia al ser muy sensibles a los olores y ciertas vibraciones. La lengua bífida que es incesantemente movida dentro y fuera de la boca, es un órgano que la ayuda en la capacidad  que tienen de oler. Las puntas delicadas de la lengua son ligeramente tocadas con los objetos en el camino de la serpiente o agitadas en el aire. Ellas llevan las minúsculas partículas y las introducen en dos pequeñas cavidades en el techo de la boca. Estas cavidades contienen unos órganos sensoriales delicados que se denominan colectivamente órgano de Jacobson.

 

  Todas las serpientes son carnívoras, y la mayoría en un estado silvestres prefieren presas vivas. Algunas serpientes de agua, sin embargo, se alimentan de peces muertos, ranas y cangrejos. Las serpientes en cautiverio a menudo aceptarán ratones muertos, peces, e incluso tiras de carne cruda. La mandíbulas de las serpientes suelen ser largas y bien provistas de dientes afilados que apuntan en la dirección de la garganta. No hay molares para triturar, y por lo tanto todas las presas deben tragarse enteras. A excepción de las especies, donde algunos de los dientes se han modificado para inyectar veneno, la única función de los dientes es agarrar y mantener la presa mientras se ingiere. Para superar la lucha con la presa, las serpientes han desarrollado varios métodos de comportamiento. Las constrictoras se enroscan en la presa hasta que es asfixiada, momento en el que una vez muerta la presa será tragada, generalmente empezando por la cabeza. Otras serpientes simplemente oprimen la presa contra el suelo con un lazo de su cuerpo y la mantienen allí mientras se la tragan.  La mayoría de las especies venenosas muerden a sus presas e inyectan una dosis de veneno o agarran y muerden durante varios minutos. La deglución es entonces retrasada hasta que la víctima está inconsciente o muerta. Algunas serpientes venenosas también son constrictoras (la cobra India es un buen ejemplo), pero incluso estas dependen en gran parte a su veneno para someter a sus presas. La mayoría de las presas son por lo general ingeridas por cabeza para evitar la resistencia de escamas, plumas, y las extremidades.

 

  Las mandíbulas de una serpiente son diferentes de las de todos los vertebrados vivos. Las mandíbulas de las serpientes no forman una unidad rígida, ya que están separadas en su parte extrema frontal por un ligamento elástico, por lo que tienen las mandíbulas  mas o menos 4 separaciones móviles e independientes. En el agarre de la presa para el proceso de la deglución, la serpiente asegura un agarre firme en la nariz del animal. Uno de los lados de la mandíbula inferior impulsa la presa hacia el interior, mientras que el otro lado de la mandíbula inferior permanece fijo, el ligamento elástico lo hace posible. Cuando los dientes curvados de la parte delantera de la mandíbula se han incrustado en la cabeza de la presa, la va empujando hacia dentro  con cada mitad de madíbula indepedientemente y cordinadamente, primero una mitad empuja hacia dentro y luego la otra. En ese momento los maxilares superiores independientemente arrastran hacia dentro de la boca, uno empuja y el otro retine, alternando la función. Toda la operación continúa, en primer lugar los dos lados de la mandíbula inferior y, a continuación los dos lados de la mandíbula superior, una y otra vez hasta que la presa está completamente engullida, en cuyo caso la contración de los músculos de la garganta terminaran con el proceso de tragarla. 

  Muchas serpientes se reproducen por huevos y se dice que son ovíparos. Otras paren crias vivas y se dice que son ovovivíparos. Algunas de estas serpientes sólo retienen los huevos en su cuerpo hasta que nacen. Los huevos de las serpientes son generalmente alargados, de color blanco o blanco grisáceo, y cubiertos con una cáscara dura como la del cuero. El huevo de la serpiente se hace más grande y oscurece a medida que el embrión se desarrolla. Las serpientes suelen depositar sus huevos debajo de troncos podridos, en la vegetación en descomposición, o en algún otro lugar moderadamente húmedo. Las serpientes recién nacidas están provistas de un afilado desarrollo en su nariz llamado diente de huevo, con el que rompe la cáscara cuando está lista para salir. Al poco tiempo lo pierden. En la gran mayoría de las especies de serpientes, una vez puestos los huevos, la serpiente se marcha desinteresándose por ellos, y dejándolos a su suerte. Las crías al salir del huevo, así como las crías de serpientes ovovivíparas son independientes desde el principio. Las especies venenosas nacen completamente equipadas con colmillos y con veneno y son capaces de producir una mordedura peligrosa. Las serpientes constrictoras son capaces de dominar a sus presas dentro del ámbito de su tamaño, y otras especies están bien preparadas para prosperar en el reto que es la vida con sus propios recursos. 
 

serpientes como mascotas

   Es difícil decir exactamente qué serpiente será la mejor mascota. Sin embargo, hay un par de puntos sobresalientes a tener en cuenta: la docilidad y la facilidad de la alimentación.

Algunas serpientes que pueden considerarse como buenas mascotas por parte de algunos aficionados con experiencia pueden no ser adecuadas para el principiante  debido a las dificultades en la alimentación y el comportamiento indomable. Si mantienes una serpiente que sigue a morder cuando se quiere manejar o limpiar su terrario, es igualmente desalentador como el mantenimiento de una que se niega a comer.

Probablemente la mas dócil y el mejor alimento de serpiemtes son las que se alimentan de lombrices de tierra. Las lombrices de tierra se pueden comprar todo el año en tiendas de productos para la pesca.

  Una serpiente adecuada para los principiantes es la serpiente jarretera, con un tamaño a medio crecer. Es fácil encontrarla en el comercio, se domestica rápido y es una comedora resistente, y se aclimata rápidamente a los cambios de temperatura y humedad. En Norteamérica, de donde procede, a menudo se pueden encontrar en todo tipo de residuos durante los calurosos días de verano y bajo los escombros cubiertos por las primeras nieves durante la temporada de mediados de otoño. Estas serpientes emiten un fuerte olor a almizcle cuando son capturadas, pero dejan de hacerlo una vez que han sido manipuladas por un tiempo. Otra ventaja de estas serpientes es que se reproducen en cautiverio y los jóvenes se alimentan de lombrices pequeñas. También se alimentan de peces pequeños de rio y de ranas pequeñas, pero esto último no es recomendable por lo esquilmadas que ya de por si están en el mundo.

  Serpientes piscívoras (serpientes de agua) son generalmente fáciles de mantener porque la mayoría son excelentes comedoras y peces de una clase u otra están disponible durante todo el año. La objeción a los principiantes del mantenimiento de estas serpientes, sin embargo, es que la mayoría de las especies son de mal humor y son capaces de dar un grave y doloroso mordisco. Todas las mordeduras deben ser tratadas inmediatamente con un buen antiséptico. Se recomienda manejarlas con unos guantes de cuero.

  Las serpientes de agua, poco a poco se pueden ir acostumbrando a comer peces muertos o incluso tiras de pescado. Se pude alimentar a la serpiente con unas pinzas con punta roma y de goma para no lastimar su boca. Nunca use pinzas metálicas afiladas que puedan dañar la boca. Después de preparar el pez, siempre lávese las manos antes de llegar al terrario de la serpiente, y nunca manejar los peces con los guantes que se utilizan para recoger a su serpiente. Las serpientes de agua incluyen ranas en su dieta natural y algunas aceptan sapos e incluso otras serpientes. Lo mejor, sin embargo es mantenerlas a base de peces, ya que todos los anfibios y reptiles están protegidos y los que se pueden comprar sería muy costoso el mantenimiento y cria para las serpientes. Las serpientes de agua emiten un olor desgradable como metodo defensivo y las manipules o no suelen echarlo por lo que una buena ventilación en el terrario es indispensable.

Algunas serpientes que son excelentes mascotas se alimentan casi exclusivamente de sapos vivos. Son conocidas como serpientes de nariz de cerdo que son cortas y robustas y que además no suelen morder nunca. Obviamente, no se puede diezmar la población de sapos de tu zona para alimentar a tu mascota, por lo tanto tendrás que ingeniartelas para que acepte ratones. Eso se puede conseguir con paciencia y restregando el ratón sobre la piel de un sapo. Exporádicamente podrían comer insectos.

  Roedores, como ratones y  ratas son el alimento preferido de muchos tipos de serpientes interesantes y con bellos dibujos. Sin embargo, menos del 30 por ciento de estas serpientes se pueden tener como mascotas. Serpientes rey y la boa rosada están dentro de este porcentaje ya que son dóciles. Muchas serpientes ratoneras se adaptarán muy bien a la vida en cautividad dentro de un terrario, pero son impredecibles cuando se trata de morder.

   Después de un tiempo sin que la serpiente haya intentado morder, por alguna razón desconocida de repente puede hacerlo, y al cabo de un tiempo volver a ser mansa otro periodo de tiempo, de 6 meses o mas. El manejo suave, no parece ser el factor clave aunque es conveniente. Otras como la serpiente ratonera gris y la amarilla, no te puedes confiar, ya que a no ser que hayan sido capturadas de jóvenes o nacidas en cuatividad, tienen un caracter desagradable. Otras comedoras de roedores son de la misma naturaleza, pero más aún, las corredoras(racers), coachwhips, serpientes látigo (whipsnakes) y las serpientes de pino, intentarán morder cualquier parte de tu cuerpo que tengan a su alcance. Sin embargo, debido a su dieta de roedores, este grupo de serpientes es fácil de mantener. Ratas y ratones pueden ser compradas en cualquier tienda de animales todo el año. Incluso se pueden criar fácilmente, con pocos problemas para uso particular. Para la salud y la seguridad tuya y de tus serpientes, nunca captures ratas y ratones salvajes para tus mascotas (a menudo albergan parásitos graves). Muchas serpientes que se alimentan de roedores, también se alimentan de otras serpientes, y algunas incluso se comen ranas y lagartos.

 

 

ALOJAMIENTO

Terrario

  Desde el punto de vista de los animales, seguramente no existe el terrario perfecto, pero para hacer el terrario tan apropiado como sea posible, hay varias cosas a tener en cuenta. Primero, debe de ser a prueba de fugas o serás muy impopular no solo entre los miembros de tu hogar, también o mas con tus vecinos. Debe entenderse que las siguientes sugerencias para mantener a las serpientes como mascotas se aplican únicamente a serpientes no venenosas. Las serpientes son expertos en encontrar alguna sección suelta de la tapa o una esquina débil de su terrario, y es sorprendente como en una pequeña abertura la serpiente puede pasar a través. Asegúrese primero de que el terrario es a prueba de fugas.

Terrario de madera aglomerado

La forma mas popular de terrario es una caja rectangular de madera con el frontal de metacrilato transparente o cristal y la parte superior un marco de madera con una malla suave. La parte superior, que es la entrada a la caja, podrán ser de bisagra o de corredera. La preferida de los que mantinen serpientes en la deslizante en la parte superior, no obstante cualquiera de las dos es buena. La puerta deslizante frontal, es la que se usa normalmente en terrarios estandar de venta en tiendas de animales, son buenas para poner baterías de terarios, pero hay que tener cuidado de que no se salga la serpiente mientras estás abriendolo. Para proporcionar una ventilación adicional, unas aperturas de 5x6 cm deben hacerse en la parte superior de la parte posterior del terrario y se cubre con una rejilla suave .

  Todos los bordes de la rejilla deben de ser cortanos de forma que no puedan lesionar a la serpiente y a ser posible que queden por fuera del terrario y se pueden asegurar con molduras de madera pegadas con clavos. Algunos montan su terrario de madera, pegando los bordes con cola y luego poniéndolos unos clavos para mayor sujección. Asegúrese de poner una rejilla de calidad y de tamaño adecuado. No es adecuada la malla metálica, porque una serpiente activa pronto tendrá su nariz herida. Todas las serpientes parece que pasan la mayor parte de su vida en cautiverio en busca de una salida, frotan y presionan su nariz contra cada centímetro cuadrado de su terrario. Para facilitar la limpieza, el vidrio frontal podría ser desmontable. Con un poco de trabajo extra que bien vale la pena, incluso se puede poner una suelo deslizante de metal.

El tamaño del terrario dependerá de qué especie y tamaño tendrá la serpiente que desea mantener como mascota. Un terrario para una serpiente jarretera o cualquier otra que mida unos 65 cm de largo debe medir 38 cm de alto, 60 cm de largo, y 38 cm de ancho. Un terrario tan pequeño como 25 x 35 x 25 es lo suficientemente grande para una jarretera baby (thamnophis), ringneck (Diadophis), o una serpiente verde (Opheodrys). Mientras que para serpientes mas grandes como la ratonera negra (Pantherophis obsoletus), serpientes reales u otra ratoneras, un terrario de 50cm de alto, 90 cm de largo, y 50 cm de ancho es suficiente. La serpiente necesita espacio suficiente para reptar libremente, y la altura debe ser sufuciente para que se desplace verticalmente  tanto como horizontalmente.

 

 Mucha gente utiliza un acuario como terrario. Prácticamente solo tiene una ventaja el usarlo, es fácil de limpiar. Los problemas de una acuario de cristal, son que es difícil poner una puerta con bisagras, la circulación del aire es escasa, y el control de la temperatura no es bueno. Se podría poner una serpiente en un acuario de 20 litros que midiera unos 30 hasta 50 cm; 50 litros para una de hasta 90cm. Esto no quiere decir que no se pueda utilizar un tanque más grande que el comentado. Después de todo, independientemente del tamaño de una serpiente, hará uso de todo el espacio que puedas permitirte el lujo de ofrecer.

 

Adornar el terrario

Cuando se trata de ambientar el interior del terrario, debemos pensar en hacerlo de manera que la serpiente esté segura, cómoda y con sus hábitos en mente. No poner excesivas rocas y ramas, ya que sobrecargar el terrario reducirá el espacio requerido por la serpiente para moverse. Una cosa que debemos recordar es que si bien un terrario sobrecargado puede verse exactamente como el habitat natural de la serpiente, luego te tocará a ti limpiarlo. Lo más importante será que tenga un recipiente con agua. Este debe de ser lo suficientemente grande como para que pueda coger enroscada, a muchas serpientes les gusta permanecer en el durante horas. Los platos de plástico para comida de perro vienen muy bien, ya que son difíciles de volcar por la serpiente. El plato debe de mantenerse siempre con agua limpia, las serpientes tienen la mala costumbre de defecar en él. 

 

Seguramente querrás que tu serpiente esté visible para que cuando lleguen tus amigos a tu casa la vean, pero piensa en lo mejor para la serpiente y proporciónale un refugio donde pueda descansar. Siempre será mejor retirar el refugio para que vean a la serpiente si están realmente interesados en verla. Una piedra plana sostenida por algunos guijarros o un trozo de corteza rugosa cóncava sirven para una serpiente pequeña. Para una serpiente grande se le puede poner una pequeña caja con una abertura en un extremo. Muy práctico es una caja de zapatos o algún otro contenedor parecido, que cuando esté muy sucia se puede sustituir por otra. Una pequeña sección de un tronco hueco también es muy buen refugio, pero podría convertirse en un problema de limpieza. Muy bueno es la construcción de un refugio ligero con una parte superior plana de madera, ya que encontrará que a la serpiente parece que le gusta enrollarse en la parte superior de su refugio.

 

A muchas serpientes les gusta escalar, por lo que puede colocar una pequeña sección de una rama pesada en el terrario. Esto le proporcionará una ambiente tridimensional, así como un lugar de descanso para su serpiente. También te darás cuenta como una criatura sin extremidades se mueve con destreza por las ramas de los árboles. Una pequeña plataforma en un extremo del terrario en la parte superior o una varilla de madera que recorre el largo del terrario le dará la oportunidad de observar muchos ejemplos de la habilidad atlética de su serpiente.

 

   Siempre tenga en cuenta que la limpieza es casi el problema más importante con serpientes, como sucede con cualquier tipo de vivienda para mascotas. Recuerde, un terrario sucio reproducirá bacterias que pueden causar enfermedades e incluso la muerte de su mascota. El terrario debe ser limpiado con regularidad y, lavado de vez en cuando con una solución de amoniaco débil. Las serpientes pueden ser colocadas en bolsas para serpiente durante el periodo de limpieza, ya que el terrario debe estar bien seco y ventilado antes de meter a la serpiente de nuevo. Después de fregar el terrario y los accesorios, por lo general rociarlo con un desinfectante especial para terrarios, y dejarlo que se seque al aire. Este es un buen momento para observar sus serpientes en busca de parásitos y otros problemas de salud para que puedan ser tratados antes de devolverlas a su terrario.

 

 

Temperatura

           

   El control de la temperatura es muy importante para las serpientes porque son criaturas de sangre fría, lo que significa que su temperatura corporal no es muy superior a la temperatura de su entorno. Si la temperatura de la zona donde se mantiene el terrario se sitúa entre 24º C y 27º C no debe tener ningún problema. Sin embargo, si la temperatura está muy por debajo de 23º C se puede proporcionar calor mediante la colocación de una bombilla de luz eléctrica dentro o cerca del terrario. Dependiendo del tamaño del terrario, es posible que tenga que experimentar con bombillas de diferente potencia hasta encontrar la adecuada, un promedio de temperatura entre 24º C y 30º C. Cuando se utiliza una bombilla, siempre debe de haber un termómetro dentro del terrario. Una bombilla en el interior del terrario no tiene porqué ser cubierta, pero asegúrese de que no haya cables eléctricos que estén expuestos a la serpiente.

 

    Existen en el mercado cables y mantas calefactoras que unidas a un termostato podremos controlar la temperatura de una forma mas sofisticada.

 

   Muchas serpientes, especialmente aquellas que viven en condiciones extremas de frío invierno sobreviven, hibernando para su protección durante esta temporada. Si le ocurre el mantener un ejemplar de dicha zona, se puede decidir respetar a la época de hibernación, independientemente de la temperatura que se mantenga dentro de su terrario. Habrá que situar el terrario o sacar la serpiente y meterla en una caja de plático acondicionada con agua y refugio y llevarla a un lugar frio como puede ser un sótano. Necesitará dejarla de alimentar una semana y media antes de empezar el proceso de hibernación para que tenga el estómago vacío y no pueda sufrir una descomposición de los alimentos por no poder hacer la digestión al estar a temperaturas tan bajas. Cuando esto sucede, la serpiente se torna apática y se niegan a comer. Si la serpiente se encuentra en buen estado de salud se pueden pasar meses sin alimento. Durante este tiempo la serpiente se mantiene en una zona que mantiene una temperatura constante de unos 5 º C a 10 º C, se debe cubrir de toda luz y no se la alimenta. Con la llegada de la primavera, la serpiente y su terrario pueden ser devueltos a temperaturas de actividad normal, y debe aceptar los alimentos como de costumbre.

 

 

Alimentación

 

 

    Probablemente la parte más difícil de mantener a las serpientes es lograr que se alimenten. Muchas, como las serpientes ratoneras (pantherophis spp.), de pino (Pituophis melanoleucus), y Gopher (Pituophis catenifer y P. sayi), por lo general aceptan la comida sin problemas, mientras que otras, como las serpientes de leche (lampropeltis triangulum) y las corredoras negras (Coluber constrictor), generalmente se niegan a comer. Todas las serpientes son comedoras de carne, y que normalmente comen los alimentos que ellas mismas matan. Sin embargo, después de algún tiempo en cautiverio, una serpiente que es buena comedora a menudo pueden ser inducidas a tomar presas muertas, como ratones congelados, primero habrá que descongelarlo completamente y ser ofrecido con la ayuda de unas pinzas largas con punta de goma, mejor en un ambiente con poca luz y manteniendo en movimiento la presa hasta que la serpiente lo agarre.

 

  Muchas personas, entre ellas familiares se opondran a alimentar a una serpiente con animales vivos, diciendo que es "cruel". Es posible explicarles que los hábitos de alimentación de todos los animales carnívoros son a los ojos de los humanos necesariamente cruel, incluso el gato de la vecina ronroneando o las urracas del parque mas cercano. Muchos expertos en animales llegan a decir que probablemente no hay muerte más rápida o más misericordiosa que la de un ratón atacado por una serpiente constrictora. El ratón se observa olfateando con curiosidad a la serpiente, sin mostrar ningún signo de temor, cuando de repente la serpiente y el roedor prácticamente desaparecen de la vista, oculto enrollado en la serpiente. La muerte es casi instantánea, y lo cierto es que el ratón nunca supo lo que pasó. Es cierto que el roedor sufrió menos que si hubiera sido agarrado por un gato de la casa, perro, o hubiera sido golpeado en la cabeza con un palo.

 

   No es necesario alimentar a la serpiente muy amenudo. Una comida a la semana es suficiente, y muchas serpientes están satisfechas alimentándolas cada dos semanas con una buena porción de comida. Sin embargo, las serpientes pequeñas que se alimenten de insectos y lombrices de tierra pueden ser alimentadas cada 3 o 4 días. No hay un verdadero peligro de sobrealimentar a tu serpiente, ellas saben parar cuando han tenido suficiente. No obstante, alimentar abundantemente a la serpiente cada vez que le toca comer y en tiempos menores a una semana, en cautividad crea sobrepeso y obesidad y a la larga es perjudicial para su salud.

 

   Una buena costumbre es alimentar a la serpiente dejándole el alimento vivo al final de la tarde en el terrario y dejarla tranquila. Muchas serpiente tímidas o nerviosas son mas propensas a comer cuando nadie las está mirando. Si el alimento vivo no es capaz de morder a la serpiente nos podemos olvidar de él hasta la mañana siguiente. Si por el contrario puede morder a la serpiente, es mejor estar pendiente y en una hora retirárselo si no se lo ha comido o en  el caso de un roedor dejar por lo menos alimento para él y que tenga comida durante la noche por si la serpiente no le hace caso y no se lo come. Si en cualquiera de las dos situaciones no ha comido la serpiente, lo retiramos del terrario y esperaremos uno o dos días para volver a intentarlo.

 

   Si la serpiente se niega a comer después de varios intentos y estás seguro de que necesita ser alimentada,  tendrás que probar la alimentación forzada. Debido a que puede ser traumático para la serpiente, la alimentación forzada debe ser considerado como último recurso. Uno de los métodos de alimentación forzada es coger a la serpiente por detrás de la cabeza, la obligamos a abrir la boca , y suavemente pero con firmeza vamos introduciendo un pinky  de ratón,  trozo de pescado o una rana (dependiendo, por supuesto, de la especie de serpiente) hasta   su garganta. Poner mucho cuidado de no romper ninguno de los dientes de la serpiente, ya que esto podría conducir a graves infecciones en la boca. Puede ser útil si el alimento es pre-humedecido con agua o, mejor aún, el aceite de hígado de bacalao, que no le hará daño a la serpiente. Tenga cuidado de no utilizar trozos grandes de comida, a pesar de que la garganta de la serpiente es muy elástica. Cuando parte del alimento ha llegado a la garganta, dejaremos que sea la serpiente la que continue tragando sola. En el caso de que la serpiente se niegue a cooperar, un masaje suave desde el bulto de comida, frotando desde el cuello hacia abajo hasta que la comida baje hacia el estómago. Repetiremos este procedimiento hasta que la serpiente haya comido una cantidad que sea sustancial para ella. Otro método es comprar en la farmacia cápsulas vacías de gelatina y meterles trocitos de ratón o pescado (una hamburguesa es demasiada grasa para la serpiente) y forzar a la serpiente a que se lo trague. Un método más sofisticado es un gran jeringa o pistola de calafateo con un largo tubo de plástico de goma quirúrgica. El tubo debe ser suave y cónico en el extremo que entra en la boca de la serpiente. Hay que llenar la jeringa con el adecuado alimento finamente molido y colocar el tubo, que debe de ser de entre 0.5 a 1.5 cm de diametro y entre 15-25 cm de longuitud, dependiendo del tamaño de la serpiente. Antes de insertar el tubo en la boca de la serpiente y la garganta, se cubre generosamente con aceite de hígado de bacalao o la vaselina pura. La inserción de la sonda debe ser lenta como para no dañar la garganta de la serpiente. Apretar lentamente el émbolo hasta que la cantidad deseada de los alimentos es inyectada, a continuación, retire el tubo lentamente mientras que los dedos se situan cerca de la garganta por detrás de la cabeza de la serpiente. Se la puede ayudar a tragar los alimentos poniendo el dedo pulgar en la parte inferior del cuello de la serpiente y haciendo un ligero masaje en dirección a la cola. Así haremos que el alimento baje al estómago que se encuentra cerca de un tercio de la distancia de la cabeza a la cola.

 

  Debido a que la alimentación forzada puede ser perjudicial para las serpientes, rara vez vale la pena intentarlo, a menos que el especimen se encuentre ya muy débil o es demasiado valioso como para perderlo.

 

  Se pude hacer un preperado equilibrado para la dieta de su serpiente, por ejemplo, agregar un huevo, una cucharadita de aceite de hígado de bacalado, y de cuatro a seís gotas de un compuesto multivitamínico especial para reptiles mezclándolo todo junto con carne finamente molida. Si la serpiente está enferma, este es un buen momento para agregar un medicamento a la comida.

 

  Cuando haya que alimentar a una serpiente baby o muy pequeñas, se puede usar sangre de pollo o vaca mezclada con un par de gotas de compuesto multivitamínico y con un gotero se le introduce en la garganta para alimentarla. Puede ocurrir que algunas serpientes babies se vuelvan dependientes de la alimentación forzada y nunca coman por su cuenta. Habrá que intentar, entonces, estimularlas con ofrecerlas alimento vivo y sólo alimentarlas forzadamente cuando es absolutamente necesario.

 

Terrario compartido

   Aunque no es recomendable mantener mas de una serpiente por terrario, se puede mantener mas de una serpiente o mas de una especie de serpiente en el mismo terrario, habrá que tener cuidado en que especies selecionar para convivir. Algunas serpientes comen serpientes, por lo cual es lógico que deberán vivir solas. Las serpientes mas propensas a comer otras serpientes son, entre otras, las serpientes rey(Kingsnakes), las corredoras negras (black racers), serpientes de pino (pine snakes), las gopher, las serpientes de leche (milk snakes), y algunas serpientes acuáticas. Estas serpientes a menudo matarán y se tragarán serpientes tan grandes o mas que ellas. También se debe de tener mucho cuidado cuando se alimenta a mas de una serpiente en el mismo terrario, ya que mientras una está intentando tragarse su comida otra puede empezar por el otro extremo a tragar y terminar finalmente por tragarse a la otra serpiente. En el mejor de los casos, si se puede llamar así, te quedarás con una sola serpiente, pero si son de tamaño muy similar, en el peor de los casos morirán las dos. Por este motivo es mejor alimentar a cada serpiente por separado. Una caja de madera o de plástico independiente con un recipiente con agua, limpia y sin accesorios, está bien como terrario de alimentación. Se coloca primero la comida en la caja y luego la serpiente. Se les deja tranquilos sin molestar hasta que la serpiente coma, y luego se la puede dejar una media hora o así antes de devolverla a su terrario habitual. Este es un buen método de alimentación para las serpientes que viven juntas y además sirve para llevar un registro de la alimentación de las serpientes.

 

 

 

CUIDADOS GENERALES

Hay que tener presente, que siempre que se mantiene en cautividad un animal vivo y concretamente una serpiente, toda la responsabilidad recae en su cuidador. Tratarlas con consideración y pensando que mas que unos cautivos, son unos invitados. Manteniendo sus terrarios limpios a una temperatura adecuada (templada), no calientes, alimentarlas con regularidad y con agua fresca y se tendrá asegurada unas serpientes como mascotas durante mucho, pero mucho tiempo.

 

No hostigar a la serpiente

No se debe mover las manos rápidamente cerca del cristal frontal o golpearlo, Ya que puede producir estres o si la serpiente es temperamental, volverla mas agresiva e incluso lanzarse a morder. Esto solo puede terminar mal, la serpiente se lastimará el hocico o se dislocará la mandíbla. Por este motivo, cuidado con los amigos poco considerados, y advertirles que eso no se puede hacer. Poner un letrero en la parte superior del terrario que diga: "Por favor no molestar a las serpientes, gracias" ayudará a no actuar de esa manera.

Manejar una serpiente

Se debe sujetar a la serpiente por detras de las mandíbulas para que no pueda dar la vuelta y morder. Es conveniente acercarse a la serpiente desde arriba y no a su mismo nivel. Se hará con movimientos lentos y sin miedo. Nunca rápidos y bruscos. Si es nerviosa, después de un rato se dará cuenta que no hay peligro al ser manejada y dejará de intentar escapar. Cuando la serpiente se ha calmado, se puede soltar su cuello y dejar que se mueva entre las manos. Algunas en un tiempo relativamente corto pierden el miedo y se las puede coger y disfrutar del momento. En algunas serpientes como la ratonera gris, la amarilla, las racers y alguna serpiente de pino nunca te debes confiar y bajar la guardia cuando son manejadas.

  La boca de una serpiente se debe de mantener alejada a una distancia prudencial de la cara, pestañear, el movimiento de un labio o incluso el respirar por la nariz puede incitar a la serpiente a que muerda alguna de esas zonas. Recordar que toda mordedura debe lavarse a fondo y tratarse con un buen antiséptico inmediatamente después de producirse. Las mordeduras de serpientes acuáticas grandes deben de ser observadas cuidadosamente por si se han infectado.

 

Muda de la piel

Las serpientes que hibernan durante los meses frios del invierno o estivan durante los meses de verano se desprenden de su capa externa de piel muerta de dos a cinco veces al año. Sin embargo en las zona mas cálidas del planeta como el sur de los Estados Unidos y donde los periódos de hibernación-estivación son muy cortos algunas serpientes jóvenes pueden mudar entre ocho y doce veces al año. (las serpientes adultas mudan menos veces que las jóvenes ya que su crecimiento es mas lento). Una serpiente en cautividad, si es joven y con un estado saludable puede mudar cada seis semanas mas o menos. La estivación es parecida a la hibernación, lo que ocurre que hace calor extremo. Ambas son formas de animación suspendida, cuando todas las funciones corporales, incluyendo el látido del corazón, su velocidad disminuye hasta un mínimo.

La primera evidencia de que una serpiente está a punto de mudar queda constatada por la opacidad de sus ojos, son una apariencia blancoazulada, y la serpiente actua como si se estuviera quedando ciega. Otros signos incluyen repentina inactividad, irritabilidad, y rechazo a la comida. Después de un tiempo, la serpiente empieza a frotar su barbilla contra una rama o piedra. Con el tiempo, la piel se rompe en este punto y la serpiente se arastrará literalmente fuera de la piel, dejando del revés la piel vieja. Le ayudará en la tarea de desprenderse de la muda vieja el que haya en el terrario varias superficies rugosas como ramas y piedras por donde arrastrase, pero a veces la serpiente cautiva necesita un poco de ayuda. Si la piel vieja se queda pegada a la serpiente en algunos lugares de su cuerpo, como por ejemplo en la cabeza o final de la cola, puede ser necesario remojar a la serpiente en agua templada durante unos 10 minutos para ayudarla a desprenderse de ella. Como último recurso se puede utilizar con cuidado los dedos o unas pinzas para retirar los trozos de piel persistentes, ya que se podría dañar la piel nueva. La mayoría de las serpientes son sorprendentemente dóciles y tolerantes mientras se la maneja para quitarle la muda pegada. Después de desprenderse totalmente de la piel vieja estará en su mejor momento, con colores brillantes y en estado de alerta, y por lo general estará lista para aceptar una buena comida.

 

Cría en cautividad

Ofrecer un amplio terrario, temperatura ideal, un macho y una hembra de la misma especie y de tamaño similares y estar bien alimentadas puede ser la manera de conseguir la reproducción. A veces se recomienda tener mas hembras que machos ya que los machos se pueden reproducir con varias hembras durante la época de cría. Serpientes de zonas templadas crian una vez al año o cada dos años, por lo general durante la primavera. Las serpientes de zonas tropicales pueden cria varias veces en un año. El primer indicio de apareamiento se produce cuando el macho frota suavemente su cuerpo, especialmente su nariz y barbilla, contra el cuerpo de la hembra. Cuando esta acción empieza es mejor no molestar a la pareja. Se aconseja una luz tenue en el terrario o en la habitación donde se encuantra el terrario y no hacer movimientos bruscos delante de ellas ya que podría interferir en el apareamiento, abortándolo. El tiempo que dura el apareamiento es variable, y puede durar 10 minutos hasta mas de media hora. Después del apareamiento, en la naturaleza cada uno se desentenderá del otro y seguirá su camino. En el terrario podemos separarlos o dejarlos juntos, donde posiblemente el macho intentará de nuevo aparearse al dia siguiente o en un par de días. Personalmente, las separo y al cabo de transcurridos dos días las vuelvo a juntar volviéndose aparear. La hembra de este modo siempre queda fecundada.

Los huevos madurarán dentro de la hembra durante un mes a un mes y medio. Luego estará nerviosa buscando un sitio adecuado donde ponerlos. Un tupper adecuado al tamaño de la serpiente con vermiculita, tierra de jardín o musgo húmedo será el lugar idóneo para la puesta. Una vez puestos la hembra suele quedarse ahí un par de días. Es conveniente una vez haya terminado de ponerlos retirárselos y incubarlos aparte. La falta de intercambio de aire o el exceso de humedad pueden estropear los huevos. Si aparecen manchas de moho en el huevo pueden frotarse ligeramente con algodón humedecido en alcohol isopropílico. La temperatura adecuada para la incubación es de unos 27-28ºC, siendo la mínima aceptable 24ºC y la máxima que no supere los 30ºC. Para mantener la humedad y el intercambio de aire, hay criadores que tapan la caja de incubación con una hoja de periódico humedecida.

Depués de aproximadamente 60 días, las serpientes estarán totalmente desarrolladas y querrán salir del huevo por medio del llamado "diente de huevo". Esto no es mas que una pequeña protuberancia entre los orificios nasales y la boca, que a modo de cuchilla les sirve para rasgar el huevo y poder salir. Una vez abierto el huevo se les cae en aproximadamente 6 horas. No se sabe si es por la reproducción en cautividad, pero a algunas serpientes no le sale o están más débiles y no consiguen rasgar el huevo. Estas serpientes sin ayuda morirán axfisiadas al no poder respirar. Como norma, después de haber salido del huevo la primera serpiente, se espera unas 24 horas a proceder a rasgar cuidadosamente todos los huevos para que las que no puedan salir por el motivo que sea, puedan respirar y no morir. Con este método se consigue un éxito del 99% de nacimientos. No hay que desesperarse si la serpiente abre el huevo y no quiere salir. Ellas se toman su tiempo y sacarán la cabeza para observar el exterior y luego volverán a meterse en el huevo, es normal. Pero dejándolas tranquilas al cabo de unas hora o incluso hasta un día saldrán a empezar una nueva vida.

Una vez que han salido, hay que ir preperando su nuevo hogar. Esto será simplemente una caja de plástico pequeña con agujeros de ventilación, papel de sustrato, agua y un escondrijo. Mejor una cajita por serpiente que poner varias juntas. Ahora toca esperar entre 7-10 días a que absorban el saco vitelino y hagan la primera muda. Tras esto viene la primera gran prueba... su primera comida. Generalmente las serpientes conocidas vulgarmente como "rateras", su primera comida será un ratón recién nacido (pinky). Tras el éxito de la primera comida, que es la mas problemática ya comerán cada 5 días un pinky hasta coger tamaño y empezar a darles presas mas grandes como ratones primer pelo (fuzzy) cada semana. Para no tener problemas de presas vomitadas es conveniente tener una temperatura de unos 26ºC constantes y manipularlas lo menos posible de pequeñas.

Serpiente piloto

Pantherophis alleghaniensis/Pantherophis obsoletus quadrivittatus (Serpiente piloto o ratonera amarilla).

Clasificación: Oden escamosos, familia Colubridae.

Distribución: Existen varias subespecies que van desde el sudeste de Canada, pasando por el centro-este de los Estados Unidos hasta la península de Florida y norte de México. Concretamente la quadrivittatus abunda en toda Florida, las dos Carolinas y Georgia.

Habitat: Bosques claros y soleados, arbustos, márgenes y claros de los bosques. Hábil trepadora, se la suele sorprender siempre subida en una rama descansando o en busca de nidos de pájaros.

Identificación: De pequeñas son negro- grisáceas o marrones de distinta tonalidad con las características manchas de silla de montar, se podrían confundir con la serpiente del maizal de las llanuras (Pantherophis emory). A medida que se van haciendo adultas, se difuminan las manchas en forma de silla de montar y le aparecen cuatro líneas longitudinales que empiezan en la cola y terminan en el cuello no llegando a la cabeza. Tambien van adquiriendo el color amarillo característico de la especie. En el extremo sur de Florida, en la región Big Pine Key hay una variedad que conserva de adultos las sillas de montar con colores mas intensos. Se las suele llamar serpientes ratoneras de Keys o de Deckert´s. Todos los especímenes albinos conservan en su madurez las sillas de montar. 

Biología: Es una serpiente semiarborícola que pasa la mayor parte del tiempo en las ramas de los árboles. De vez en cuando baja a tierra donde se desplaza con notable agilidad. En verano está activa sobre todo al atardecer y por la noche evitando las horas de máximo calor, pero en primavera está activa por el día.

Se alimenta de ratones, ratas, ardillas, huevos y polluelos que captura en sus nidos. Normalmente captura sus presas en las frondas de los árboles, pero también baja a graneros y edificaciones humanas en busca de roedores. Especie ovípara que en el transcurso del verano pone de 6 a 30 huevos bajo troncos caídos e incluso en zonas de estercoleros. Los reciennacidos miden unos 30 cm o algo más y los adultos aunque variable entre 130 - 170 cm. Es una gran constrictora y algunos especímenes viejos pueden superar los 2 metros.

Serpiente del maizal

 

Pantherophis guttatus guttatus (Serpiente del maizal o ratonera roja)

Clasificación: Oden escamosos, familia Colubridae. 

Distribución: Regiones del este y centro oeste de Estados Unidos, en el sur llegando hasta el noreste de Mexico. 

 

Mapa distribución guttata
Mapa de distribución de la serpiente del maizal

 Hábitat: Bosques de coníferas, pero también en superficies de explotación agraria que no están sometidas a un cultivo intensivo. También se la puede encontrar en graneros, casas en ruina y en los bordes de las carreteras

Identificación: La coloracion base varia desde el marrón rojizo hasta el rojo anaranjado. Presenta grandes manchas en forma de silla de montar de un color pardusco hasta un rojo carmín. En la cabeza tiene una marca en forma de V que caracteriza a la especie. Sobre la frente, entre los ojos, se extiende una estrecha franja transversal del mismo color que las manchas grandes del lomo, que continua por detras de los ojos y termina en la comisura de la boca. Un tamaño medio que oscila entre los 95 cm hasta los 130 cm, pueden alcanzar excepcionalmente hasta 180 cm.

Biología: Tiene habitos preferentemente nocturnos o crepusculares, y a menudo llega a vivendas abandonadas o graneros buscando presas. Es una excelente trepadora y no es dificil verla subida en alguna rama en busca de nidos de pajaros. Se alimenta de ratones, ratas y gorriones. Los juveniles capturan muchos iguánidos arborícolas como el anolis carolinensis.

cornsnake come anolis

Se aparea de marzo a mayo y pone de 8 a 26 huevos entre finales de mayo y principios de julio. Las crias nacen unos 60 dias despues y miden entre 20 a 28 cm.

Tu página sin publicidad: solicita JimdoPro o JimdoBusiness

Miguel

 

Tel: 659750657

E-mail: herp.jimdo.com@gmail.com

Web: http://perso.wanadoo.es/mi6ue1/index.htm